sábado, 9 de diciembre de 2006

Como la vida misma

SONETO
Pacífica gacela que atacada,
sucumbe a los zarpazos de la fiera.
sin piedad el guepardo persevera,
y la engulle después de maltratada.

Como un félido el hombre en la manada,
Lucha, se desgarra y desespera;
mas no acierta a saber lo que le espera,
en esta sinfonía inacabada.

Amigos de los duendes y la farsa.
Silencio de los buenos que confunde.
Cuidad de los halcones de corbata.

Un discurso lamiendo a la comparsa,
es la idea que no prende y que se hunde.
Escudos que no son más que hojalata.


Juan Carlos

viernes, 8 de diciembre de 2006

Falto de recursos

SONETO


Con las ganas postreras de alimento,
y con él, sólo una pulga alquilada,
soñaba por las noches con el hada,
y el despertar volvía a ser tormento.

¿Quién dijo que aquel hombre fue jumento?
porque nunca pensó para sí nada,
ya quería tener alguna almohada
pero no pudo hacer ni testamento.

Existen parecidos en la vida
que no los vemos, ¿o es que no miramos?.
Mas nunca la tendremos merecida.

Con todos los caprichos que nos damos
y la forma de hacer tan atrevida,
¿en quien podemos pensar?¿Qué pensamos?.


Juan Carlos

Si bien lo piensas...

¡Cuán triste vida!, la que anida en mí.
Mas es la señora tan inhumana
Que siempre te ofrece para mañana
La condena a muerte dictada allí.

Rápida vuela como el colibrí
El tañir no cesa de la campana
Presagia una cámara, muy cercana,
En otro hospedaje distinto al de aquí.

Única ocasión que se nos ofrece
Viento perseguimos ¿a dónde vamos?
Y día tras día la duda crece.

El precipicio por donde bajamos,
A ese lugar en que siempre atardece,
Unas voces callan, os esperamossssss.

Juan Carlos

Anónimo

SONETO


Talludo, de talento presumía,
Mas no precisamente en lo gracioso;
Gozaba de aureola de ambicioso
Y persecutoria era su manía.

Con herencia de boato ya venía.
Tocado por su todo poderoso
Tan rápido quería ser famoso
Que no sembraba más que teoría.

Porque quijote es y en aquel molino
Entraba con tizona y rocinante
Haciendo muchas veces de adivino.

Dulcinea, con su encanto fascinante.
Dejaba al caballero muy mohíno
Y ponía al descubierto su talante.


Juan Carlos

Para Mercedes

SONETO
Y deslizándose en sus pensamientos
Como fluye la fuente plateada
Se agita la paloma, que asustada,
Le hace sentir sus dudas y tormentos.

Cuántas veces afloran sentimientos
Que acarician y nunca serán nada
Conformarnos más bien con la mirada
Y quedarán atrás los desalientos.

Algo hay, que soñando no se sueña,
Esa lid, para que el amor no muera
Vivir con la nariz siempre aguileña.

No busquemos el no, es la ceguera,
Agrandemos la barca que es pequeña
Mas sumemos los remos, mi barquera.


Juan Carlos

Día de difuntos

Las flores en Camposantos,
las coronas y los ramos,
los sermones y los cantos,
las cosas en que pensamos.
juan carlos

Perplejidad

Cuando veo lo que veo.
dejo mi mente volar,
y tengo que imaginar,
que no veo lo que veo.
juan carlos

A Mercedes

Compañera del alma,
tranquilo estaba,
mis padres eran,
y los contemplabas.
juan carlos

La fe

De una fe que imaginamos.
De una fe que presentamos.
De una fe que practicamos.
De unos cristianos hablamos.
juan carlos

Tenacidad

SONETO
Despertar en un frío calabozo,
vejado por el miedo de su mente,
hastiado en un entorno pestilente,
una sombra, un condenado, y un sollozo.

Merecerá la pena…, todo el gozo.
(Sígueme tú, amigo, sé más valiente,
no te importen los surcos de tu frente),
e intenta que mane agua de ese pozo.

Necesito saber cómo te sientes,
después de ese trabajo y la fatiga,
al probar el sabor de tantas fuentes.

En el campo dorando está la espiga,
entre aromas y brisas muy calientes,
y en su lid prisionera está la hormiga.



Juan Carlos

La luz

SONETO
De siete colores la luz preñada
La sinfonía de un pavo real
Los bailarines en el carnaval
Realzan las calles en la madrugada.

Sin flores una alfombra decorada
En las nubes un puente aparencial
Manto de armiño en el algodonal
Cuando alboreando está la alborada.

Y qué gran belleza la de esa dama
No mira al espejo ni se maquilla
A todos alumbra pero sin llama.

Orna su elegancia con la mantilla
Con todo el poderío que ella proclama
Sin ver puede verse, ¡qué maravilla!.

Juan Carlos


El templo

Acaricio las columnas
de ese templo enamorado,
me subo a los capiteles
y a todo lo inexplorado;
deslizando voy mi mente
por lo real y figurado,
bendigo yo tanta suerte
y este amor tan encelado.

Juan Carlos

En la arboleda

En la esplendida arboleda,
donde se filtran los rayos,
del sol se guardan los sayos,
y tu vestido de seda.
Los reflejos de las luces,
que descomponen las hojas,
tu trenza que serpentea,
y en la espesura se moja.
Encendido está ya el fuego,
El amor que se vislumbra,
Las caricias y ese juego
Tu cuerpo tímido tiembla.
Quedóse el hombre rendido,
Ante ganada batalla;
De nuevo hubiera querido,
Asaltar esa muralla.


Juan Carlos

¿Conoce usted alguno?



Décima.

Parecía un caballero
Al desenvainar la espada
Pero todo era fachada
Se le veía el plumero
Más bien sería escudero
De aquellos que él imitaba
Y aunque el bolso no le daba
Él hacía maravillas
Con las pocas calderillas
Que a muchos les demoraba.

Juan Carlos

¿Por qué?

El sexto siempre es culpable.
El séptimo siempre probable.
juan carlos

In memorian



SONETO
¿Si aquello era verdad o soñaría?
Esos días, las noches que venían,
Los vientos, cuanta soledad traían,
Pronto voló. ¡Cómo me corregía!.

Absorto en las preguntas que me hacía
Y sin respuesta las que se suponían
Busqué en el nido, allí no respondían
Miraba hacia arriba, al cielo, y gemía.

Cuánto le vale el lazarillo al ciego
Igual que la estrella a los Reyes Magos
¿Encontrará el camino el andariego?.

Esos padecimientos tan amargos
Ese dolor que quema como el fuego
¡Una tabla que salve a los náufragos!


Juan Carlos

Un mar de dudas

Me espanta la oscuridad
El misterio me entristece
Sufre el hombre, me parece,
No encuentra la claridad
Sólo la fe nos dejaste
Ansiamos la inteligencia
Y que en llegada la muerte
Entienda yo tu existencia.
juan carlos

Un cisne, parecerías

Si no por lo arrogante,
parecerías un cisne, niña,
En lo elegante.
juan carlos

Imaginación

Sal del espejo: ¡oido!
Y por la fiera fue herido.
juan carlos

jueves, 7 de diciembre de 2006

Salomónico

"Divididos"
Adoran al mismo Dios
Lo quieren Partido
Poco lo quieren.
juan carlos

miércoles, 6 de diciembre de 2006

!Es que hay alguna!

SONETO

Si rica, bella y alta tú lo fueras,
y distinguida, culta y educada,
con la clase que no veo en tu mirada,
¡qué virtudes en ti si las tuvieras!.

A riesgo de encontrarte ya de veras
con las musas, pues no fuiste invitada,
te viste en tu interior embarazada
de tus formas y guisas cicateras.

Como actriz, “prima donna” hubieras sido,
¿y a pesar de tu enojo con las hadas,
despertaste a ese príncipe dormido?.

En tus sienes, ya con olas plateadas,
sentirás que lo que queda es un latido,
y serás el capricho de las nadas.

Juan Carlos

!Qué injusto es el modo de morir!

SONETO

Dulce muerte merced de su destino,
que disfrutan en sí los escogidos.
Mas de otros son los cuerpos doloridos,
que nada en su favor hizo su sino.

Es hueso lo que queda nacarino,
de los dos y de todos sus sentidos,
¡qué igual era el latir de sus latidos!.
¡Qué distinto el final si es repentino!.

¿En qué puede pensar el pensamiento,
si en la nada quiere encontrar respuesta?.
¡Qué escaso a veces es el alimento!.

Se nutre de ignorancia el sufrimiento,
pero a la vez que la razón protesta,
más luz se pierde en el conocimiento

Juan Carlos

Ya todo es imposible


SONETO

Mas yo sin ti no soy, y nada siento,
igual que el agua al convertirse en hielo.
¿Y por qué, si estoy en ti levanto el vuelo,
y vuelvo a perecer en el intento?.

Un rizado de las olas violento,
y un sol abrasador, que desde el cielo
describe un horizonte y que en su anhelo,
escucha la verdad de su lamento.

Acepto el desafío.., la derrota.
No encuentro la razón y a nada acierto,
y mi sangre se pierde gota a gota.

Descubrir el agua es, en el desierto,
y al alumbrar sin luz la noche rota
no queda nada en mí que esté despierto.


Juan Carlos

Hay que prohibir el hierro


DÉCIMA

Las ballestas, las espadas.
Los grilletes, las esposas.
Las cárceles tenebrosas.
Los cañones, las brigadas.
Las flotas acorazadas.
Los fusiles, las cornetas.
Las bombas con espoletas.
Las pistolas, los gatillos.
Los cerrojos los banquillos.
Las zodiac y las corbetas.


Juan Carlos

Cristo


DÉCIMA

Un ventanal, el aliento,
Esa es la fuente, el mensaje,
Son las venas, el drenaje,
De todo mi pensamiento
Para muchos esperpento
Para los más es la vida
Esa fuerza que escondida
Ilumina la conciencia
Que te dice esto no es ciencia
Mas sientes si está perdida.


Juan Carlos

!Agua va que vacío!

DÉCIMA
A pesar de los intentos
Esas fuerzas que no aflojan
Ni los que nunca se mojan
Pueden estar muy contentos
Para el agua "tropecientos"
"de" pantanos construiremos
De montearagon haremos
Un lago como en bañolas
Y produciremos olas
Soplando si "terminemos".
juan carlos

Para qué discutir


DÉCIMA

Es vivir siempre al abrigo
De ilusiones retocadas
Las naves están quemadas
¡Si yo encontrara un amigo!
No quiero ser enemigo
De esos de lengua afilada
Ni quiero la cabezada
Cuando estén listos los bichos
Nos pondrán cerca los nichos
Y aquí no ha pasado nada.


Juan Carlos

A:Juan Pablo II

A : Juan Pablo II

Qué árbol tan generoso
Qué fruto tan abundante
Qué semilla, qué regalo
Como perfume de sándalo
Que acompaña al caminante.
Te cansabas, tú seguías
Agotado, no parabas
¿De donde salió esa fuerza?
Pablo, ¿tú que buscabas?.
Qué regalo,
Como perfume de sándalo.
Ese pueblo que te sigue
Ese que siempre te admira
Tanta gente que te mira
Cara a cara y que prosigue.
Qué regalo,
Como perfume de sándalo.
Te mezclaras con la tierra
Esa que tanto has besado
La humildad como bandera
Y el amor arrodillado.
Qué, regalo,
Como perfume de sándalo.

Juan Carlos

Inesperado viaje

Habla él
Si tú estuvieras
!Qué no daría yo, si te tuviera!
En cada espiga que vimos
En primavera.
En tantos pasos que dimos
Mi compañera.
Son tus hijos, mis hijos,
La enredadera.
Por la que estamos unidos
Mi compañera.
Mas será mi pensamiento
Igual que tierra.
En la que está mezclada
Compañera.
juan carlos

Hay que forjar el cariño

Las aves migratorias
Los amores cansados, aburridos,
Las vidas rutinarias
Esos momentos idos
Por amor del cariño protegidos.
juan carlos

Esperando que nazca mi nieta

!Oh! vientre generoso
La tierra portadora de semilla
Cariño deseoso
Amor que no mancilla
Tejido de guirnaldas en la orilla.
juan carlos

En el castillo te espero

Crucemos a la otra orilla
No escuches aquel rumor
Me abruma la pesadilla
Incandescente de amor
Lo mío ya es desvarío
No amar y querer amarte
Me produce escalofrío
Buscar y nunca encontrarte
!Olvidate de mi!, decía,
¿Cómo me vas a encontrar?
Si tú con la arena haces
Castillos junto a la mar.
juan carlos

Para mi hermana Maruja

Le costaba despedirse
Aquella tarde de invierno
Un sepulcro preparaban
Para ese reposo eterno
Enterraban el amor
Que un día nació en su alma
¿Por qué se lo llevan?, dijo,
Y no llegaba la calma
Mas con su pena quedaba
En lo que parecía un sueño
La luz que tanto adoraba
Que no era luz, que era empeño.
juan carlos

lunes, 4 de diciembre de 2006

Durante el paseo

Paseante soy en esta vida,
ocupado en asuntos
arbitrarios.
En llenar me apresuro
los armarios,
y dejo a la polilla entretenida.

juan carlos

domingo, 3 de diciembre de 2006

Escapar a las estrellas

SONETO

Obsceno tintineo de monedas,
“Le point de rendez-vous” de los Cainitas
cubil de unas especies infinitas,
las que acechando van por las veredas.

Gustáis de oscuridad, de polvaredas.
Ocultas en madera las termitas.
Su bolsa - la del otro - ¡qué malditas!.
Su credo es la traición y el “ahí te quedas.”

Un viaje quiero hacer a las estrellas,
no llevaré el “canut” ni el equipaje,
y del camino borraré mis huellas.

Ofreceré a la luz este coraje.
¿Elegir virtudes?, todas son bellas.
Olvidar de la tierra mi pasaje.

juan carlos

Para Ella

SONETO
Tus brazos el amor ya no reclaman.
Temores se acentúan en tu mente.
Pensamientos te abruman de repente.
Y esos ojos cansados ¿Qué proclaman?.

Soñamos con caricias que no llaman,
nuestra piel ya no es de adolescente.
Sufrimos la carencia de aliciente.
siendo dos corazones que aún se aman.

Nos quedan ilusiones y bravura.
En la ya vieja barca que nos lleva
bregando en alta mar a la aventura.

Pregunto a las tormentas: ¿quién nos prueba?.
Los rayos, las centellas, !qué amargura!.
No quiero esta verdad, quiero una nueva.

juan carlos

Un niño que yo conocí

DÉCIMA
Mama, ¿Cómo son las fiestas?
Un niño le preguntaba
Su madre no contestaba
Pues no tenía respuestas
Las penas tan manifiestas
Su hijo no las veía
Y en su inocencia creía
Las cosas que le contaban
Pero nada le aportaban
Los amigos que tenía.

juan carlos

Cualquiera tiempo pasado fue mejor

DÉCIMA
Mis quehaceres alimento
Con recuerdos muy hermosos
Éramos niños dichosos
Jugando en el pavimento
Nunca había aburrimiento
Decían los que querían
!Qué suerte los que podían!
Disfrutan hoy ya del sueño
Los otros fruncen el ceño
!Qué poco es lo que tenían!

juan carlos

Nunca ví sonrisa tan sincera

La sonrisa de mi nieta a los
siete meses.

DÉCIMA
Observaba su sonrisa
Que sin hablar se expresaba
Y en mis brazos contemplaba
Escuchando " Para Elisa "
Yo no tenía ya prisa
El mundo se había parado
En el trance embelesado
Robé la llave del Cielo
Desperté y sin consuelo
Con ojos de haber llorado.

juan carlos

A quien pueda merecer

SONETO
Que bien os merecéis estar presente
En salones de corte poderosa
Pues es vuestra aptitud tan jabonosa
Que de otra condición estáis ausente.

No perderé yo el tiempo inútilmente
En ojos de mirada codiciosa
Que se sale de vos por orgullosa
Y en la mía se clava de repente.

¿Quién os dió inteligencia tan bárbara?
¿Quién os tiene alejado de la bruma?
¿Qué quedará si os quitáis la máscara?

Como el vino malo sois y su espuma
Fruto portador de amarga cáscara
Una falsa humildad en vos rezuma.

juan carlos

Una rama en el pico al arca llevó

Solo voló
No se posó
Solo miró
Eso pasó.

juan carlos

¿Quién te devuelve tanto?

DÉCIMA
Son las teclas del piano
Las que guardan el sonido
En los dedos escondido
Hasta prenderse la mano
En un compas gregoriano
De notas anacaradas
Son amantes conquistadas
Por el tacto, los sentidos,
Unos caprichos unidos
Al aire con las aladas.

juan carlos

En todo su esplendor

En pleno devaneo
Como cómplice la noche silenciosa
Un suave serpenteo
Nectar de mariposa
Despojada de pétalos la rosa.

juan carlos

Una bella ilusión

Y se quebró el espejo
En el mismo cenit de mi locura
Allí quedé perplejo
Al ver en miniatura
Repetida mil veces tu hermosura.

juan carlos

A mi amigo Victor: fiel creyente.

Y cómo lo decías
Con la forma tan dulce de mirarme
Así me prometías
Y sin equivocarme
Pasar quise a esa orilla y recrearme.

juan carlos

Diálogo espiritual

Tan distante te veo
Estando en mí cerebro caro ausente
Que ya no me recreo
Y sufro inútilmente
Al percibir mí rostro solamente.

juan carlos

las cataratas

Tobogan plateado
Turbulenta espuma de las cascadas
Elixir derramado
Un escondrijo de hadas
Y son por la montaña amamantadas

juan carlos

Para mi primera nieta

Para mi primera nieta.

Me gustó su sonrisa
El chispear de sus ojos, su pelo,
Se levantó la brisa
Se le quitó aquel velo
La más dulce será, para su abuelo.

Juan carlos

sábado, 2 de diciembre de 2006

Retazos de amor

SONETO
Recuerdos en un mar embravecido,
de aquella juventud hoy acabada,
de un viento que se lleva en la mirada,
y que parece ahora estar dormido.

¿Acaso para ti soy algo, o soy olvido?.
¿Evocas proezas en tu almohada?.
¿O sueñas en el sueño entrelazada,
con un tiempo que ya ha sido consumido?.

Se han fijado los surcos en tu frente,
de los labrados campos.., del talento,
que te hacen ser por eso diferente.

Como savia en el árbol alimento,
has sido tú el río.., yo sólo un afluente,
inaccesibles siempre al desaliento.


Juan Carlos

14-02-2006 San Valentín

A la muerte de mi amigo Federico

DÉCIMA
¿Si me estuviese llamando?.
¿Y si no me diera cuenta?.
Y porque siempre sedienta,
allí me estaba esperando.
En silencio pero hablando
y a la vez que me dormía
vi que mi cuerpo subía
como empujado en el viento
y sin tiempo al sentimiento
Dejé lo que más quería.


Juan Carlos

A las órdenes del viento

A las órdenes del viento
Para Marisa

E inundándolo todo

E inundándolo todo

Aunque lo disimulaba

Aunque lo disimulaba

Reconciliación

Reconciliación

Leda

Leda

Hiedra

Hiedra

Imagen obtenida en la red. Si alguien considera que afecta a algún copyright, se ruega contacte con el autor del blog para su eliminación

Imagen obtenida en la red. Si alguien considera que afecta a algún copyright, se ruega contacte con el autor del blog para su eliminación

o a la vez también la muerte

o a la vez también la muerte

La ilusión, la pasión y cuando el sexo adormece

La ilusión, la pasión y cuando el sexo adormece
Imagen obtenida en la red. Si alguien considera que afecta a algún copyright, se ruega contacte con el autor del blog para su eliminación

La fiera

La fiera
Imagen obtenida en la red. Si alguien considera que afecta a algún copyright, se ruega contacte con el autor del blog para su eliminación

Imagen obtenida en la red. Si alguien considera que afecta a algún copyright, se ruega contacte con el autor del blog para su eliminación

Concerto para dois violinos RV522Largheto Spirituoso

Hay quien - Radio Kanal Barcelona --- www.breus.eu

Falto de recursos - Radio Kanal Barcelona --- www.breus.eu